Protocolo de Actuación Institucional para Situaciones de Transición por
Identidad de Género en el ámbito laboral Arredo La Ley Nº 26.743 reconoce el derecho humano fundamental de toda persona al reconocimiento de su identidad de género, a ser tratada de acuerdo a su percepción de género y al libre desarrollo de su persona conforme dicha identidad y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad.

A través de normas complementarias se han reglamentado estos derechos a los efectos de otorgarles plena operatividad. (Des. Reg. 1007/2012 y 903/2015).

La Ley de Identidad de Género Nº 26.743 establece que toda persona tiene derecho: 1) al reconocimiento de su identidad de género; 2) al libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de género, y 3) a ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto del/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada.

Que la citada Ley Nº 26.743, en su artículo 2°, define identidad de género como la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo.

El reconocimiento de la garantía de identidad de género por parte de dicho cuerpo legal se sustenta en diversos instrumentos legales internacionales de derechos humanos, entre los cuales resalta la Declaración sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género de la ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS, de la cual con fecha 22 de diciembre del 2008 la República Argentina resulta signataria y en la que se reafirmó el principio de no discriminación, que exige que los derechos humanos se apliquen por igual a todos los seres humanos, convocándose a los Estados miembro, para la promoción y protección de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su orientación sexual o identidad de género, directriz que claramente subyace a los derechos reconocidos por la Ley N° 26.743.

En este sentido, los Principios de Yogyakarta sobre la aplicación de la legislación internacional de Derechos Humanos en relación con la Orientación Sexual y la Identidad de Género del año 2007, reconocen en su principio N° 12 el derecho al trabajo, y en el N° 13 el derecho a la seguridad social y a otras medidas de protección social. La definición de identidad de género presentada en la Ley N° 26.743, fue proporcionada por dicho instrumento.

En función de lo expuesto y a fin de poder avanzar en el reconocimiento y en la efectivización de los derechos reconocidos por la normativa, se insta a las organizaciones de cualquier tipo a tomar las medidas necesarias a fin de mejorar las condiciones de empleo y generar entornos laborales igualitarios y diversos.

Artículo 1°. Definición

El proceso de transición de identidad de género, a los efectos de este protocolo, se adopta la definición surgida del artículo 2 de la Ley N° 26.743.

Artículo 2°. Ámbito y contexto de aplicación

Este procedimiento rige para las relaciones laborales que se desarrollen en el marco de Arredo independientemente de la modalidad, presencial o teletrabajo o del lugar físico donde tengan lugar las tareas desarrolladas.

Artículo 3°. Sujetos.

Este procedimiento alcanza a todas/os las/os trabajadoras/es del ámbito laboral de Arredo.

Artículo 4°. Principio rector: Se adoptan las definiciones establecidas en el art. 12 de la Ley 26.743

-Trato digno: La persona que inicie su proceso de transición será tratada con respeto, contemplando su singularidad y su identidad autopercibida desde el momento mismo en que ella así lo exprese. En función de ello se trabajará con su ámbito laboral, con el fin de asegurar un espacio inclusivo.

Asimismo, la persona que inicie su proceso de transición lo comunicará por cualquier medio escrito al área competente designada para todo lo que refiera a la realización de trámites necesarios para el reconocimiento legal de su identidad autopercibida, y podrá recibir asesoramiento de la misma.

Artículo 5°. Objetivos generales

a) Garantizar la igualdad de oportunidades y trato en la institución en todos los procedimientos que lleve a cabo.

b) Promover y garantizar espacios libres de toda discriminación, respetuosos de la orientación sexual e identidad de género.

Artículo 6°. Requisitos

a) Adoptar medidas de sensibilización y capacitación para asegurar los puntos anteriores y evitar acciones discriminatorias y/o de exclusión.

b) Realizar campañas o actividades, de difusión como medida de promoción, a fin de consolidar las acciones anteriores e informar, alcanzando a la totalidad de la institución.

Artículo 7°. Autoridad de Aplicación.

El Área de Organización Personas y Sustentabilidad tendrá la autoridad administrativa correspondiente.

Artículo 8°. Procedimiento.

a) La/el trabajadora/or que inicie su transición podrá solicitar la rectificación de sus datos registrales, mediante una comunicación por cualquier medio escrito al área competente designada dentro de la organización.

b) Durante todo el procedimiento, la trabajadora/or deberá ser informada/o permanentemente sobre el estado de los distintos trámites que involucre el procedimiento. Una vez recibida dicha notificación, el área competente informará a la/el trabajadora/or sobre la aplicación del procedimiento.

c) Arredo procederá a efectuar el cambio de los datos (nombre de pila) en los sistemas administrativos de la organización (formularios referidos al legajo, credenciales de ingreso si las hubiera, mail, etc.) que se relacionen y representen al trabajador/a. La adopción del presente protocolo implica el compromiso por parte de la organización de mantener la más estricta confidencialidad sobre los datos anteriores a la transición.

d) Una vez presentada la solicitud de rectificación de datos, la organización se compromete a mantener el vínculo laboral y las condiciones de trabajo que en cada caso se acuerden, bajo los derechos y obligaciones que establece la legislación laboral para las partes.


Artículo 9°. Salud Integral

Dada la inexistencia en la normativa actual sobre licencia por salud integral, para las licencias que en cada caso se otorguen, Arredo decide otorgar 10 días hábiles anuales para uso particular.

Artículo 10°. Registro y evaluación de los procedimientos realizados.

Las personas referentes/responsables de aplicar el protocolo elaborarán un registro de todas las actuaciones donde consten:

a) Los datos personales relevantes de la persona que informe sobre su transición, respetando la confidencialidad de datos anteriores.

b) Descripción de las acciones y pasos que se lleven a cabo (cambios administrativos, capacitaciones, difusión, etc.).

c) Detalle de los resultados derivados del procedimiento y análisis del mismo con el objeto de mejorarlo.


Artículo 11°. Campaña de sensibilización y formación.

A efectos de promover espacios laborales respetuosos e inclusivos de la diversidad sexual, la institución se compromete a realizar acciones de sensibilización y campañas de difusión a través de todos los medios que disponga (gráficos, redes sociales, mails, entre otros).

Artículo 12°. Comuníquese al personal de la organización, a través de todos los medios de los cuales disponga la misma.